Los socios de Messi

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Che, ¿dónde está Messi? ¿Está en la cancha? Argentina juega mal. No tiene la pelota, no patea al arco. Los jugadores están parados, parecen dormidos. Ni la euforia de los hinchas argentinos logra despertarlos.

Igual, gana 1 a 0 con un gol en contra. Entonces, en el entretiempo, Alejandro Sabella mete los tres cambios de una. No, mejor dicho dos. Entran Gonzalo Higuaín y Fernando Gago. El tercero es Messi, quien ya estaba en la cancha, pero recién ahí empieza a aparecer con sus socios como compañeros.

Gago se la pasa a Higuaín y el delantero se la toca a Messi. El 10 gambetea a un rival y se la devuelve al 9. Éste pivotea y Lío hace lo que mejor sabe. Deja desparramados a dos defensores bosnios y la clava en la red. Sí, palo, gol y 2 a 0.

En Sudáfrica era palo y afuera. Por eso, el delantero del Barcelona lo festeja con ganas. Un minuto antes los hinchas brasileños presentes en las tribunas cantan y piden por Neymar. Messi los calla y les demuestra que en este partido no hace falta la figura brasileña. Argentina respira y consigue por sexta vez consecutiva lo que va a buscar: ganar en el debut de un Mundial. 4 a 0 a Grecia en 1994, 1 a 0 a Japón en 1998, 1 a 0 a Nigeria en 2002 y en 2010 y 2 a 1 a Costa de Marfil en 2006. Salvo en el primero, Argentina siempre sufre. Pero gana.

Sabella toma nota y la conclusión es que los 4 de arriba no pueden faltar. Agüero, Messi, Higuaín y Di María necesitan jugar juntos, ganar en confianza, asociarse con pases cortos y generar jugadas peligrosas. Eso es lo que los rivales temen de la Selección Albiceleste, por eso no puede faltar.

Los defensores están a la altura del encuentro. Hasta Marcos Rojo se anima a despejar de rabona una pelota complicada dentro del área.

Pablo Zabaleta no para de proyectarse por el lateral derecho, Ezequiel Garay despeja todas las pelotas que le pasan cerca y Federico Fernández cumple a pesar de su error en el descuento de Vedad Ibisevic para Bosnia. Mientras tanto, los mediocampistas sufren el primer tiempo y se acomodan en el complemento con el 4-3-3. Sufren porque Di María tiene que retroceder mucho, Mascherano tiene que jugar de Gago y no puede y porque a Maxi Rodríguez lo marcan bien.

Irán es el próximo rival. En teoría el más accesible del grupo. Si los socios de Messi están presentes, Argentina no debería tener problemas para tener la pelota y llegar al arco contrario con peligro. Tampoco debería haber problema para que la pregunta cambie y deje de ser, ¿dónde está Messi?, para pasar a ser: ¿cuántos goles va a meter hoy “La Pulga”?

La apuesta es hacer goles

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

El 3 a 0 queda corto. Ezequiel Lavezzi no para de errarse goles, Lionel Messi se pierde dos casi abajo del arco y Ángel Di María decide ser generoso y elige dar un pase atrás cuando tiene el arco libre y a su disposición.

Argentina le gana fácil a Trinidad y Tobago, pero sufre para abrir el marcador y queda preocupada por las lesiones de Martín Demichelis y de Rodrigo Palacio. Justo cuando el Mundial está a la vuelta de la esquina.

El partido sirve para probar como vulnerar a un equipo que se mete atrás y deja pocos espacios. Argentina aprueba el examen a medias. Primero porque le cuesta mantener un juego colectivo fluido de la mitad para arriba. Después porque algunos jugadores como Fernando Gago no están en su mejor nivel. Por último, porque queda claro que jugar de contra es lo que más cómodo le cae a este equipo porque aprovecha la explosión y la velocidad de Di María y de Messi.

Lo bueno de Argentina es que está obligada a atacar y ataca. Los laterales Marcos Rojo y Hugo Campagnaro se proyectan y se muestran durante todo el partido como alternativas de pase. Al tres se la dan más seguido, al cuatro no tanto. Las jugadas que pasan por sus pies no llegan a ser peligrosas ni molestan tanto al rival, pero es saludable que se muestren como constante alternativa. Porque Bosnia, Irán y Nigeria van a esperar, se van a refugiar atrás y van a superpoblar la mitad de la cancha para que ni Gago, ni Mascherano, ni Messi reciban cómodos o den el pase punzante o profundo para los delanteros.

Las mayores dudas siguen atrás. Campagnaro fue desbordado por su costado un par de veces, Rojo paró a su rival con un foul peligroso cerca del área y entre Romero y Demichelis no se hablaron y dudaron feo en un centro que cayó en el área local. Preocupa que Trinidad y Tobago con todas sus limitaciones haya puesto un jugador de cara al arquero que obligó a Demichelis a un enorme esfuerzo para despejar el balón a un costado. Tanto fue la estirada que terminó golpeado y fue reemplazado.

Ahora espera Eslovenia en La Plata. El partido será parecido. Los europeos esperarán y cerrarán espacios. Es el último ensayo antes de un Mundial donde Argentina deberá hacerse más amiga de la pelota y desplegar todas sus alas ofensivas sin miedo para no sufrir ninguna sorpresa. Es lo más fuerte que tiene y lo que mejor sabe hacer: gambetear y atacar. Las dudas en el fondo seguirán, ya no se pueden solucionar del todo porque la calidad de los delanteros no permite sacarlos, por lo menos para la primera ronda. Si Argentina es fino en sus ataques, (ayer no lo fue) los demás también van a sufrir. Si Argentina no la mete, contra las mejores selecciones el 3 a 0 tranquilamente puede llegar a ser en contra.

Argentina frente a Alemania. Último amistoso.

A sufrir y a ganar

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

“Hay que disfrutar, pero sabemos que vamos a sufrir”, desea primero y describe después Omar De Felippe el momento de Independiente. Ahora se lo ve un poco más tranquilo porque el equipo dio una muestra de carácter en la victoria como visitante ante Douglas Haig. Sin embargo, el rojo todavía sigue afuera de la zona de ascenso.

La señora se agarra la cabeza, el hombre silba e insulta. También aplauden las intenciones y las pocas buenas jugadas que se ven en la cancha. Una parte de los hinchas cantan y alientan sin parar al equipo, otros no quieren ni mirar.

Así son los partidos de Independiente. Hace rato que el rojo no puede disfrutar ni respirar ni durante ni después de un partido. La incertidumbre es grande y sólo faltan sólo tres fechas “infartantes” para los jugadores, el cuerpo técnico y los hinchas. “Hay que ganar como sea”, coinciden todos los futbolistas del plantel. Saben que dependen de sí mismos, pero Independiente en la B Nacional nunca pudo ganar cuatro encuentros consecutivos y no lo consigue desde el Clausura 2010 cuando triunfó en cinco ocasiones. Parece difícil que se repita porque aquel equipo era más sólido y la situación era totalmente diferente.

La cita ahora es Defensa y Justicia, un club que acaba de ascender a Primera y que encima juega bien. Independiente deberá mostrar más que carácter para superarlo y llegar al choque clave frente a Instituto con el ánimo por las nubes. Mañana las tribunas tendrán los ojos puestos en el “Libertadores de América” y el oído en Caballito donde Ferro recibirá a los cordobeses. Por eso, es importante que el rojo convierta temprano para calmar la ansiedad.

Último enfrentamiento ante Defensa y Justicia (0 a 0):

Montenegro, Insúa, Tula, Morel, Penco, deben asumir la responsabilidad, llevar las riendas del partido y transmitirles tranquilidad a los Villalba, Bellocq y Pizzini, entre otros. Es que ya no hay mucho tiempo y cualquier traspié o empate te puede dejar sin chance de ascender e Independiente no se puede dormir y pasar por lo menos 6 meses más en la B Nacional.  Los problemas futbolísticos, jugadores que juegan lógicamente atados y nerviosos, un técnico que no encuentra la regularidad que busca desde hace tiempo, más los problemas extra futbolísticos, la renuncia del presidente, jugadores y empleados que no cobran el sueldo, la cancha todavía sin terminar. Una combinación lapidaria que indica la poca probabilidad de un final feliz. Pero, todavía la lapicera para escribir las últimas páginas la tienen el ruso Rodríguez, Vidal, Montenegro, Insúa, Mancuello, Pisano, Penco y compañía. Ya es hora de que escriban que Independiente deja de sufrir y empieza de a poco a disfrutar y a reconstruirse en todos los aspectos. Así, como lo desea Omar De Felippe.

San Lorenzo elimina brasileños y sueña

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Julio Buffarini patea el penal y San Lorenzo elimina a Gremio en los octavos. Afuera un brasileño. El conjunto que dirige Edgardo Bauza se hace fuerte y avanza. La Copa Libertadores ya no es una utopía. Ahora está más cerca. Cruzeiro es la siguiente “final” y San Lorenzo la juega como tal. El 1 a 0 a favor es corto, pero los brasileños no convierten y con un gol visitante en el Mineirao el panorama se aclarará aún más.

En el Nuevo Gasómetro la hinchada delira y sueña. Le encanta ver como los desbordes por la derecha entre Buffarini y Villalba lastiman mucho a un Cruzeiro que sólo busca mantener el cero en su arco. Tres o cuatro caños, muchos desbordes, buenas asociaciones. Tito se luce y se transforma en figura. Buffa lo acompaña. Corre todo el partido, marca, se suma en ataque, se asocia bien con sus compañeros y hasta se anima a rematar de ¡zurda! de afuera del área en uno de los tantos avances del “Ciclón”. Confianza le sobra.

El equipo está fuerte, con confianza y saca ventaja de local. También ve como los equipos con historia en la Copa quedan eliminados o directamente ni clasificaron. De los 8 equipos que quedan solamente Cruzeiro (1976 y 1997) y Atlético Nacional (1989) la ganaron alguna vez. El más fuerte de los otros parece ser Lanús, pero empató de local 1 a 1 frente a Bolívar y tendrá que ir a altura de La Paz a buscar la clasificación.

San Lorenzo está bien, pero tendrá que sufrir. Así lo marca su historia y también el presente. Casi queda eliminado en la primera ronda, casi queda afuera en Octavos de final. La última vez que clasificó a las semifinales fue en 1988 cuando perdió frente a Newell’s. Buscará volver a las semis la semana que viene en Brasil, allí donde muchas selecciones se preparan para dar el batacazo durante el Mundial. Pero antes juega San Lorenzo, que busca que ningún equipo brasileño clasifique a semifinales, algo que no pasa desde la Copa Libertadores de 1991. Ya eliminó a uno, ahora va por el último.

El Lobo sigue hambriento

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Golazo de chilena. Así empieza la tarde en el bosque. No es un gol cualquiera. Con este gol Gimnasia y Esgrima La Plata consigue su quinto triunfo consecutivo y alcanza a River  en la punta del torneo Final a falta de 4 fechas para que termine. La gente delira porque hace un año el equipo se encontraba en la B Nacional. Otra vez pelean el campeonato, como en el 95, 02 y 05. En todos se quedó en la puerta.

El equipo que dirige Pedro Troglio conoce muy bien sus limitaciones pero sale a la cancha sin sentirse menos que nadie. Así juega Gimnasia. Los jugadores no dan una pelota por perdida y se sostienen con las buenas atajadas de Fernando Monetti, el control y dominio de Franco Mussis en la mitad de la cancha y toda la experiencia de Lucas Licht, que también se ve reflejada en la red con tres goles en el Final 2014.

https://twitter.com/AntonellaGommez/status/458353335624404992

El lateral izquierdo volvió de Racing en 2012 donde no tuvo un buen nivel. En Gimnasia encontró su mejor juego nuevamente como cuando se fue en 2006 vendido al Getafe de España. Licht marca, trabaja para el equipo y se proyecta bien. Tiene buen remate de media distancia y llega al área por sorpresa. Ya lo sufrieron Belgrano, Tigre y All Boys. Con estos goles, Licht es uno de los goleadores del conjunto platense.

Gimnasia no tiene goleadores. Se turnan para convertir y las anotaciones las hacen defensores, volantes y  delanteros. Es una ventaja y una virtud que el equipo no dependa de un solo jugador para convertir. Tiene variantes, lleva anotados 22 goles y es el segundo equipo con más goles a favor detrás de Vélez.

“Espero que Gimnasia salga campeón conmigo en el banco”, desea Pedro Troglio. Ya varias veces se le negó el título. Ahora los números lo avalan y el despliegue de sus jugadores también. Sin embargo, debe competir con River y Estudiantes. Los “Millonarios” también están hambrientos de títulos en el último tiempo y los que dirige Mauricio Pellegrino harán hasta lo imposible para que Gimnasia no salga campeón.

https://twitter.com/melitrias/status/458350735722565632

Se define en estas últimas cuatro fechas. Gimnasia ya no quiere ser más segundo. Quiere hacer otro golazo de chilena y que tampoco sea un gol cualquiera. Quiere que sea el que le haga ganar el campeonato que tanto esperó y espera. Ese que todavía y vaya a saber por qué no se le da.

Newell’s siempre va al frente

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Newell’s se retira aplaudido. Acaba de terminar el partido y el conjunto que dirige Alfredo Berti por última vez, pierde 3 a 1 frente a Atlético Nacional y queda eliminado de la Copa Libertadores en la fase de grupos. Las miradas perdidas de Gabriel Heinze y de Maximiliano Rodríguez en un costado de la cancha lo dicen todo. No pueden hacer algo para levantar a un equipo golpeado que hace unos días viene de perder el clásico rosarino también en su cancha.

“Vamos a pelear en los dos frentes”, aseguraba Berti al comenzar el año. De pronto, Newell´s se queda afuera de todo y el técnico decide renunciar. Las lesiones de jugadores claves y el plantel corto le juegan una mala pasada. La defensa es la zona más afectada. Para este partido decisivo no juegan Marcos Cáceres ni Heinze. Guillermo Ortiz y Diego Mateo, habitual mediocampista, son sus reemplazos. Encima, la expulsión temprana de Víctor López provoca más problemas y Newell’s se ve sorprendido por un Atlético Nacional con buen trato de la pelota y muy contundente porque a los 15 minutos ya gana 2 a 0.

El descuento de Milton Casco no alcanza, pero logra despertar al equipo rosarino. El lateral izquierdo al final redondea un buen partido porque se proyecta muchas veces al ataque y empuja a un Newell’s con pocas ideas y que no logra desbordar nunca al rival. Los intentos son por el medio. Así, la pelota no le llega limpia a David Trezeguet que solo tiene un cabezazo que se pierde afuera y remate dentro del área bien controlado por Franco Armani, arquero argentino. Otra vez Casco demuestra que es uno de los mejores laterales del país.

Newell’s ya se quedó afuera de todo bastante rápido. Gracias a que el torneo es tan irregular todavía le queda una pequeña ilusión por lo menos de acercarse a la punta del Final. Pero hoy está lejos a 7 unidades. ¿Por qué los hinchas no están enojados ni insultan a sus jugadores como pasa en otros tantos clubes del Fútbol Argentino? ¿Será porque Newell’s nunca abandona su idea de tener la pelota y de buscar atacar todo el tiempo? ¿Será porque hace poco salieron campeones? ¿Será porque los ídolos vuelven y demuestran todo el cariño que le tienen al club adentro y afuera de la cancha? ¿Será porque la hinchada se identificó con este equipo y lo hizo propio? A lo mejor una combinación de todo eso.

Newell’s podrá no salir más campeón ni ganar más partidos, pero los hinchas lo recordarán por siempre a este equipo. Se acordarán los jugadores del 1 al 11 desde 2012 a 2014. Simplemente porque lograron lo más difícil en el Futbol Argentino: perder y retirarte aplaudido.

Las lágrimas de River

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

River llora. No para de llorar. Esta vez de alegría y de emoción. El culpable es Ramiro Funes Mori quien acaba de meter un cabezazo espectacular a los 42 minutos del segundo tiempo que choca la red del arco de La Bombonera. Si, leíste bien. La Bombonera. Allí donde River no ganaba hace 10 años (4 empates y 4 derrotas) y no hacía dos goles desde el año 2003.

Ya ni se acordaban los hinchas del último triunfo en el 2004 con gol de Fernando Cavenaghi. Pasó mucho tiempo y mucho sufrimiento durante esta última década. River necesitaba este desahogo.

De todas maneras costó. Principalmente porque a un tal Juan Román Riquelme se le ocurrió clavar un tiro libre al ángulo de esos que ni cuatro arqueros pueden desviarlo. El 10 de Boca siempre aparece en el Superclásico para hacer de las suyas. Aunque esta vez no le alcanzó.

River jugó bastante bien, Boca también. El empate era lo que mejor le quedaba al partido, pero Funes Mori quiso entrar en la historia. Así ganó el conjunto de Ramón Díaz y se puso a un punto de la cima del torneo. Sí, a sólo una unidad. ¿Cuánto hacía que no pasaba esto? En los últimos años River solamente peleó el campeonato Final 2013 y en el increíble Clausura 2011 llegó a estar puntero algunas fechas. Luego se derrumbó y descendió a la B Nacional.

En el actual torneo, no parece haber un equipo que sobresalga de los demás. Se destaca Vélez con un estilo muy ofensivo, algo de Newell’s siempre con la pelota en su poder y se puede incluir a Lanús con su juego ordenado y contundente. Todos estos equipos juegan la Copa Libertadores. Entonces, esta es la oportunidad River. Es la chance de volver a hacer llorar a los 50 o 60 mil hinchas que llenan los domingos la tribuna del Monumental. Claro que esta vez con lágrimas de euforia y emoción. Esas lágrimas que están guardadas en los ojos desde el Clausura 2008.

 

 

Salen a buscarlo

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Muchos goles, buenas jugadas, estilos definidos, equipos valientes. Muy poco de eso se ve hoy en el Fútbol Argentino. Ya se llevan disputados 80 partidos durante el Torneo Final 2014 y muy pocos encuentros han sido atractivos y llenos de goles. Se destacan el 4 a 1 de Newell’s a Atlético Rafaela, otro 4 a 1 de los rosarinos a Vélez, un 3 a 2 de Lanús también a los de Liniers, un 3 a 2 de All Boys a River y un 3 a 1 de Atlético Rafaela a Vélez que por salir a buscar y a proponer deja muchos espacios atrás que los rivales saben aprovechar. Pero también hay un 3 a 1 del conjunto dirigido por Oscar “Turu” Flores a Belgrano.

En estos partidos nombrados vemos que los equipos se repiten. Aparecen Newell’s, Vélez, Lanús, Atlético Rafaela… No es casualidad. Estos son algunos de los pocos equipos que saben a qué juegan y logran plasmar sus ideas en el campo. Generalmente, tienen la pelota, dominan los partidos y luego cambian el ritmo en tres cuartos de cancha y sus delanteros son directos y punzantes. El goleador del campeonato hasta el momento es Mauro Zárate de Vélez con 6 y lo sigue Diego Vera de Rafaela con 4.

Ninguno de ellos hoy es puntero, pero a la larga es probable que lo sean. Salvo Rafaela, los otros tres compiten en la Copa Libertadores, lo que no les deja concentrar y jugar todas sus fichas para intentar llevarse el torneo local. Aún así, le soplan en la nuca a Estudiantes y a Colón, los líderes al momento.

¿Dónde están los equipos denominados grandes? San Lorenzo es el que mejor está, va segundo pero perdió el poder ofensivo que tenía con Juan Antonio Pizzi y encima tiene todos los ojos puestos en esa Copa Libertadores que nunca pudo levantar. Mientras tanto, River no termina de definirse ni de convencerse dentro de la cancha. De a ratos se transforma en un equipo respetable y de a ratos en uno muy endeble en defensivamente. Por otro lado, Boca juega con un solo delantero tanto de local como de visitante. Cuando tiene el control del partido y la pelota en su poder, crea situaciones de peligro. Sin embargo, si se llega a poner en ventaja en el marcador, abandona esa idea y le entrega la bola al rival que con poco o mucho lo complica siempre. Le falta más valentía y mayor confianza. Por último, los clubes de Avellaneda viven un momento muy delicado. Racing está último en la tabla y en el juego. Arma pocas jugadas de riesgo, sufre mucho atrás, no tiene la pelota y le convierten fácil. Independiente intenta ascender a Primera con buenos jugadores, pero con una presión tremenda que los paraliza y perjudica porque hace seis partidos que no ganan.

Hoy gobiernan y manejan el Fútbol Argentino esos equipos, medianos o chicos en cuanto a la historia, pero grandes por la actualidad. Si la lógica se impusiera, el campeón del Final no debería escaparse de esos 4 conjuntos. Más que nada porque los equipos valientes, los estilos definidos, las buenas jugadas siempre a la larga hacen la diferencia.

 

¿Otra vez Racing?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Otra vez último. Otra vez juega mal. Otra vez piensa en los promedios para no descender. Así es la vida de Racing. Ya no sorprende. Siempre con el agua hasta el cuello. Hace 12 años que no sale campeón. Hace 2 años y medio que no pelea medianamente un campeonato. Hace 36 partidos que no da vuelta un resultado desfavorable. Hace 12 fechas que no gana dos partidos de manera consecutiva.

Nunca puede dejar la calculadora en la mesa. Siempre la tiene en la mano o en el bolsillo. La lleva a todos lados. Hoy el número que marca el visor es 1,294. Solamente 10 puntos lo separan del descenso. ¿Algún día Racing respirará tranquilo?

Boca llega dos veces y hace los goles. Racing llega cuatro veces y apenas convierte una vez. Conclusión: Racing ataca mal y defiende peor.  Cuando el rival de turno se mete atrás, el conjunto que dirige Reinaldo Merlo sufre porque no le puede entrar o no puede liquidar el partido. Cuando el equipo contrario sale a jugar y proponer la Academia también sufre porque no puede detener los ataques.

Lo desbordan por la izquierda o por la derecha. Ismael Quílez y Claudio Corvalán, actuales laterales, tienen serios problemas para detener a los delanteros. Los agarran mal posicionados o les hacen el 2-1 porque los defensores centrales no logran ayudarlos. Así vino el gol de Sanchez Miño el domingo. Además Fernando Ortiz, el defensor más experimentado del plantel, se pierde el resto del torneo por una osteocondritis en una de sus rodillas. Pablo Alvarado, ex jugador de San Lorenzo, será su reemplazante.

)

Cuando tiene la pelota en su poder Racing intenta atacar apurado y nervioso. Luciano Vietto y Valentín Viola son delanteros rápidos y realizan buenos movimientos, pero no logran llegar vacíos al arco  por imprecisión o porque no les llega nunca un pase profundo que los deje cara a cara con el arquero. Encima, los laterales no aportan nunca en el ataque. Entonces Racing no tiene sorpresa y para crear situaciones de riesgo sólo se reduce a alguna individualidad de Rodrigo De Paul, a la buena visión de juego de Mauro Camoranesi cuando entra y a las buenas apariciones de Bruno Zuculini, quien llega muchas veces libre desde la mitad de la cancha.

)

Última victoria de Racing contra Newell’s en Rosario.

En el horizonte se observan muchas nubes tormentosas porque aparece Newell’s en Rosario.  El conjunto que dirige Alfredo Berti no pierde de local desde el 7 de abril cuando enfrentó a Colón. En los últimos tres partidos en su estadio Newell’s siempre hizo 4 goles. Por la copa y por el torneo. Racing ganó solamente tres de los últimos 25 partidos. Los números están totalmente en contra en todo sentido. Pero el equipo sabe que el desafío es único porque una victoria de ese tamaño nadie la espera y hasta casi que sorprendería a ellos mismos. De eso debe agarrarse. Si falla otra vez, seguirá último, seguirá con la cabeza en los promedios, el juego no mejorará y a lo mejor se quedará otra vez sin Director Técnico.

Resumen de la nota en Wordle.

http://www.wordle.net/show/wrdl/7639207/Racing_en_problemas