Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

“Hay que tener cuidado. Es medio pequeño, fuerte, le pega bien al arco y tiene gol”, analiza Pep Guardiola en su paso por Argentina el último jueves. El español lo conoce bien porque lo dirige en Bayern Munich. Enseguida agrega: “es un jugador de la última media hora. Te genera dinámica”. El hombre en cuestión es el suizo de origen albanés Xherdam Shaqiri.

Por ahora sólo tiene 22 años y los suizos lo comparan con Lionel Messi. Tanto por su forma de jugar, como también por su físico. De hecho, uno de los apodos que tiene es “El Messi”. Razones no les faltan. Ambos miden 1,69, los dos son muy veloces cuando llevan la pelota en su poder y tienen una excelente pegada con remates de afuera del área. Encima, a los 22 años, Messi había ganado 12 títulos entre Barcelona y la Selección Argentina. Shaqiri ya ganó cuatro con Basilea y ocho con Bayern Munich. La suma da 12 también. De todas maneras, la mayor diferencia entre ellos es que el argentino es “el mejor jugador del mundo” y el helvético todavía es una promesa.

Alemania se hace presente de distintas maneras en el plantel suizo. Para empezar, el DT Ottmar Hitzfeld. Dirige la selección suiza desde 2008 y dirigió siete años al Borussia Dortmund y otros siete al Bayern Munich. En esos años, desde 1991 a 2004 consiguió con sus equipos 7 Bundesligas, 3 Copas de Alemania, 1 Supercopa de Alemania, 2 UEFA Champions League y 2 Copas Intercontinentales. Además, como jugador, representó a la selección alemana en 1972.

Para este Mundial, nueve de los 23 jugadores que componen la lista de Suiza juegan en el fútbol alemán. Cinco de ellos son titulares: el arquero Diego Benaglio, el lateral izquierdo Ricardo Rodríguez, el ya nombrado Shaqiri, el joven mediapunta Granit Xhaka y el delantero Josip Drmic. Por estas razones, su juego intenta ser parecido al alemán, pero desde ya, le falta potencia, carácter y calidad para igualarlo. Buen control y manejo de pelota en la mitad de la cancha, apuestan al físico para imponerse y tienen laterales rápidos. Además, el mediocampo lo ocupan Valon Behrami y Gokhan Inler, quienes se conocen de memoria porque juegan desde hace dos años en el Napoli de Italia.

Suiza es una selección de cuidado. Sin embargo, Argentina es favorita. Los europeos saben que no deben regalar espacios en la mitad y en la defensa porque Messi, Di María, y Lavezzi estarán al acecho para aprovechar cualquier oportunidad que se les presente. Si se descuidan, tendrán que ir a buscar la pelota al fondo del arco como ya les pasó en el 3 a 1 contra Argentina de hace dos años o como los 5 goles que les metió Francia durante este Mundial.

Mientras tanto, Suiza se aferra a su estilo alemán y a su “Messi” Shaqiri para intentar dar el golpe. También tiene en cuenta y se relame porque Argentina en los últimos seis mundiales siempre fue eliminada por una selección europea. Por Alemania en tres oportunidades, por Holanda, por Rumania y por Suecia. ¿Podrá sumarse a la lista?…

El resumen de la nota en wordle.net

http://www.wordle.net/show/wrdl/7974509/La_suizo_-_alemana

Anuncios