Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

River llora. No para de llorar. Esta vez de alegría y de emoción. El culpable es Ramiro Funes Mori quien acaba de meter un cabezazo espectacular a los 42 minutos del segundo tiempo que choca la red del arco de La Bombonera. Si, leíste bien. La Bombonera. Allí donde River no ganaba hace 10 años (4 empates y 4 derrotas) y no hacía dos goles desde el año 2003.

Ya ni se acordaban los hinchas del último triunfo en el 2004 con gol de Fernando Cavenaghi. Pasó mucho tiempo y mucho sufrimiento durante esta última década. River necesitaba este desahogo.

De todas maneras costó. Principalmente porque a un tal Juan Román Riquelme se le ocurrió clavar un tiro libre al ángulo de esos que ni cuatro arqueros pueden desviarlo. El 10 de Boca siempre aparece en el Superclásico para hacer de las suyas. Aunque esta vez no le alcanzó.

River jugó bastante bien, Boca también. El empate era lo que mejor le quedaba al partido, pero Funes Mori quiso entrar en la historia. Así ganó el conjunto de Ramón Díaz y se puso a un punto de la cima del torneo. Sí, a sólo una unidad. ¿Cuánto hacía que no pasaba esto? En los últimos años River solamente peleó el campeonato Final 2013 y en el increíble Clausura 2011 llegó a estar puntero algunas fechas. Luego se derrumbó y descendió a la B Nacional.

En el actual torneo, no parece haber un equipo que sobresalga de los demás. Se destaca Vélez con un estilo muy ofensivo, algo de Newell’s siempre con la pelota en su poder y se puede incluir a Lanús con su juego ordenado y contundente. Todos estos equipos juegan la Copa Libertadores. Entonces, esta es la oportunidad River. Es la chance de volver a hacer llorar a los 50 o 60 mil hinchas que llenan los domingos la tribuna del Monumental. Claro que esta vez con lágrimas de euforia y emoción. Esas lágrimas que están guardadas en los ojos desde el Clausura 2008.

 

 

Anuncios