Etiquetas

, , , , , , , ,

“Si no fuera por Sanguinetti entrábamos 12 a la cancha”, así de enojado salió Clemente Rodríguez en el entretiempo del Superclásico de la semana anterior. El lateral no se maneja bien ni adentro ni afuera de la cancha. Desde que Juan Román Riquelme dejó Boca el pelado no se siente tan a gusto porque perdió a su principal compinche dentro de la cancha. Encima los cortocircuitos con Julio Falcioni se agravan.

A pesar de esta situación y de sus desafortunadas declaraciones, Clemente sigue como titular en Boca. Sin embargo, su nivel sigue en decadencia y en los últimos dos encuentros jugó sólo los primeros tiempos. Frente a River salió por una disposición táctica y ayer contra San Lorenzo por una molestia.

Está en duda la continuidad del lateral en el club “Xeneize” para el próximo año. Principalmente porque no juega bien desde hace rato. Si no sale es porque Juan Sánchez Miño está lesionado y Falcioni todavía no confía en el pibe Fernando Evangelista para ocupar el carril izquierdo. Clemente deberá recuperar parte del nivel que mostraba cuando estaba Riquelme en la cancha. Todavía Alejandro Sabella lo convoca para los partidos de la Selección Argentina. Pero, ya perdió su lugar como titular y va en mal camino. Para empezar debe poner toda su energía en mejorar en el juego, no en salir a hablar a los medios. De última hablar en el vestuario con sus compañeros. El plantel y los hinchas lo necesitan 100% concentrado y dispuesto a mejorar. Sino será otro jugador importante, ídolo para muchos hinchas, que perderá en poco tiempo Boca.

Anuncios