Etiquetas

, , , , , , , ,

“Sufrimos, especialmente los primeros 15 minutos, porque entramos dormidos. Son situaciones del juego que iremos resolviendo de a poco”, analizaba Clemente Rodríguez luego del triunfo amistoso de la Selección Argentina por 4 a 3 frente a Brasil. Los delanteros del equipo rival eran Neymar, Hulk y Leandro Damiao. El primero tiene solamente 19 años y ya convirtió más de 100 goles en Santos. Al delantero del Porto, Chelsea lo quiere comprar por 38 millones de libras. Al último, el club que quiera contar con sus servicios deberá pagarle 30 millones de euros al Internacional de Porto Alegre. Demasiado riesgo entrar dormidos frente a semejantes delanteros.

Alejandro Sabella ensayó, cambió y buscó soluciones. Sin embargo, sólo aparecieron más dudas. Los defensores fueron los mismos que estuvieron en la victoria ante Ecuador. Sólo cambiaron las posiciones de los laterales. Pablo Zabaleta arrancó por el costado izquierdo y Clemente por el derecho. Si bien ambos conocen la posición, no pudieron hacer pie ante los ataques brasileños. A los 23 minutos del primer tiempo, Brasil ya ganaba 1 a 0 y había llegado cuatro veces al arco defendido por Sergio Romero. Hulk, Neymar y Oscar realizaban buenos movimientos ofensivos y los defensores argentinos no llegaban a cerrar. Cuando volvieron a sus posiciones naturales, la situación no mejoró mucho.

Las llegadas más claras de Argentina se produjeron por pases profundos por el medio de la cancha o por pelotazos. En ningún momento del juego hubo desbordes que crearon peligro contra el arco brasileño. Ni de los volantes ni de los laterales. Una única vez Zabaleta llegó al fondo, pero remató desviado. Rodríguez no cruzó la mitad de la cancha en todo el encuentro.

Sabella decidió invertir de entrada la posición de los laterales. Habrá confiado en la rapidez del jugador de Boca para intentar detener las subidas de Neymar por el costado izquierdo. Sin embargo, el goleador no apareció solamente por ese lugar y el plan se diluyó. Para muchos la decisión fue una sorpresa. Pero para el técnico argentino esto no fue nuevo, porque cuando Estudiantes se coronó campeón del Apertura 2010, siempre utilizó a Clemente como marcador de punta por derecha.

Lo cierto es que, como comentan los tweets, el rendimiento de los laterales en los últimos dos encuentros fue muy bajo en cualquier posición que les tocó jugar. Ellos no hablaron ni se quejaron sobre el cambio de posición. Sólo uno explicó que entraron dormidos y regalaron los primeros minutos. Ahí esta el problema más grande que tienen que solucionar para no sufrir tanto en los próximos partidos.

Estadio Metlife, Nueva Jersey.

Anuncios