Etiquetas

, , , , , ,

La pelota la tenía Neymar y los hinchas de Santos se ilusionaban. Sin embargo, el jugador brasileño no generaba peligro. No porque no quería, sino porque un chiquilín no lo dejaba. Allí, se plantó Gino Peruzzi Luchetti, con tan sólo 19 años y menos de 10 partidos en Primera División, para evitar que el crack hiciera de las suyas tanto en Liniers como en Vila Belmiro. De esta manera, Vélez controló a Santos y sufrió poco. Pero, a los brasileños con poco les alcanza y ganaron la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores por penales.

“A Neymar le diría que se cuide. Soy un jugador que mete y tiene personalidad. Dejo todo en la cancha”, provocaba Peruzzi en una nota de Olé antes del partido de ida en Buenos Aires. Sus palabras se tradujeron en la cancha. El chico de Corral de Bustos (Córdoba) ni le dejó tocar la pelota al delantero. Vélez ganó 1 a 0 y el pibe fue una de las figuras de la noche.

En la revancha la situación no cambió y Peruzzi fue el mejor jugador de su equipo. Neymar sólo lo superó en una jugada. Sin embargo, esa jugada fue clave porque, por el error del lateral, expulsaron al arquero Marcelo Barovero. Fue un pelotazo preciso de Ganso para el pique profundo de Neymar que arrancó a correr antes que Peruzzi. Quedo de frente al arquero y al uno no le quedó otra que cometerle falta. Allí, Ricardo Gareca debió realizar un cambio obligado para poner a Germán Montoya. Sacó a Mauro Óbolo y Vélez perdió peso en el ataque. Santos se adelantó en la cancha, empezó a atacar más seguido y empató cerca del cierre para ir a la definición por penales que al final ganaría.

A pesar de la derrota, Peruzzi no se va a olvidar nunca de sus actuaciones ante el Santos. Estos fueron sus partidos más importantes en lo que va de su carrera y el pibe estuvo a la altura de las circunstancias. Cuánto más dura es la prueba, más satisfacción se siente cuando se la supera. No era fácil marcar a Neymar que venía agrandado y a puro lujo en la victoria 8 a 0 ante Bolívar en los octavos de final de la copa.

Es verdad que en la Selección Argentina los laterales no abundan y todavía ninguno se puede afirmar en la posición. Pero, lo cierto es que Peruzzi solamente lleva 367 minutos en cancha por el torneo local y 214 por la Copa Libertadores. En total suma 11 partidos de los cuales en cinco arrancó como titular. La competencia en Vélez es grande porque además de Fabián Cubero, surgen chicos de las inferiores como David Lencina y Lautaro Gianetti quienes se pueden desempeñar como laterales por derecha. Si Peruzzi logra ganarse la titularidad, acumular más experiencia y mantener un aceptable nivel puede llegar a tener la chance de cruzarse nuevamente con Neymar. Pero esta vez, sería en un Argentina contra Brasil.

Anuncios