Etiquetas

, , , , , ,

Brasil gana por goleada. Como explica este tweet, el nivel de los laterales brasileños está muy por encima de la producción de los argentinos. Primero porque Brasil le da mucha importancia a los marcadores de punta desde las inferiores. En cambio, la mayoría de los técnicos argentinos se preocupan en que los laterales marquen y si, en alguna ocasión, el juego se los permite suban al ataque. Después, porque en toda la historia siempre hubo laterales brasileños en el seleccionado. Argentina se privó de llevarlos en los últimos dos mundiales.

Los laterales brasileños se caracterizan por ser muy ofensivos porque llegan siempre al fondo de la cancha. También se destacan por patear tiros libres y meter goles. Mario Menezes, entrenador de la Selección de Brasil, cuenta por el costado derecho con los servicios de Dani Alves y de Maicon Douglas. Ambos están catalogados entre los cinco mejores laterales del momento. Además, juegan en clubes poderosos como Barcelona e Inter. De esta manera, los brasileños se las arreglan para reemplazar a Cafú. El ex lateral es el jugador que más veces vistió la camiseta verdeamarelha en la historia. Además de sus 142 presencias en la selección, en 2002 se tranformó en el primer futbolista en disputar tres veces consecutivas una final de la Copa del Mundo. Compitió en Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Corea- Japón 2002. Brasil ganó el primero y el último de estos mundiales. Un monstruo con todas las letras.

Mientras tanto, por la banda izquierda de la defensa brasileña todavía no ha aparecido algún jugador indiscutido para quedarse con el puesto que dejó libre Roberto Carlos. El tres todavía juega. El Anzhi Majakchalá de Rusia adquirió sus servicios como jugador y entrenador. Con la Selección obtuvo cuatro títulos y disputó 125 encuentros. Sólo lo supera Cafú.

Filipe Luis, Marcelo, André Santos y Adriano son algunos nombres que suenan en la actualidad para quedarse con ese puesto que tiene una exigencia muy alta. A pesar de no tenerlo definido, estos futbolistas mantienen un nivel aceptable en los clubes en los que juegan.

Brasil tiene para elegir porque se preocupa mucho en sacar laterales como habilidosos números 10. Por el contrario, la selección argentina no tiene definido todavía quienes son sus marcadores de punta. Surgen nombres, pero ninguno logra afianzarse por falta de tiempo o de trabajo en las inferiores. Mucho tiene que ver por no prestarle atención a la relevancia que pueden tener los laterales en medio de un partido de fútbol.

Anuncios